drkotb@drkotb.online

MRKH: Opciones de Tratamiento

 

Online Doctor Chat 24/7

29+ Specialists are Online - Medical Help - Live Chat

Image result for doctor on demand

Image result for DOWNLOAD APP

 

MRKH: Opciones de Tratamiento

MRKH butterfly in handsSi se te ha dicho que tienes MRKH y que tu vagina es incompleta o ausente, tienes las siguientes opciones:

  1. No tienes que hacer nada.
  2. Puedes crear una vagina sin cirugía, usando dilatadores que expanden y estiran tu vagina existente con el tiempo, usando presión intermitente. Es un procedimiento no quirúrgico y un enfoque natural sin efectos secundarios.
  3. Puedes tener un procedimiento quirúrgico (la vaginoplastia) o una combinación de cirugía y dilatación.

Recuerde que tienes el control de tu propio cuerpo. La decisión de crear o no crear una vagina debe ser tuya y si decides que quieres hacerlo, ¡cuándo lo haces debe ser tu decisión también! Si no estás planeando tener relaciones sexuales vaginales, no es algo que tengas que hacer. Si planeas tener relaciones sexuales vaginales ahora o en el futuro, creando una vagina es algo que tal vez quieras considerar.

Aparte de no hacer nada, hay tres enfoques básicos para ayudarte a expandir o crear una vagina. Si estás pensando en el tratamiento, te recomendamos que consideres usar los dilatadores primero. Todas las opciones quirúrgicas requieren anestesia general y el uso de dilatadores después de la operación; entonces, la cirugía no es una solución rápida ni una manera de evitar la necesidad de usar dilatadores.

Las normas aceptadas de atención

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos recomienda dilatadores vaginales sin cirugía como el tratamiento óptimo para crear una vagina. Los proveedores de servicios médicos reconocen que este tratamiento es muy efectivo, no invasivo y no tiene los riesgos asociados con la cirugía y la anestesia.

Dilatadores: A veces, el uso de dilatadores se refiere como el Método de Frank, el cual lleva el nombre del primer proveedor de servicios médicos que se hizo famoso por introducir un tratamiento que una mujer joven podía hacer sola, en la privacidad de su propio hogar. Los dilatadores originales estaban hechos de vidrio. A principios de los años 1980, otro proveedor llamado Dr. Ingram creó dilatadores plásticos de varios tamaños que fijaban a un asiento de bicicleta. A las mujeres jóvenes se les enseño a dilatar usando este asiento especial en una bicicleta estática. El Programa de Ginecología en el Hospital Infantil de Boston no recomienda el Método de Ingram porque es difícil e incómodo usarlo.

Hoy, los dilatadores de plástico duro han reemplazado los dilatadores de vidrio. Hay diferentes tipos de dilatadores que son disponibles, pero los más recetados vienen en un conjunto con diferentes tamaños entre XS-L. El dilatador más pequeño es similar al tamaño de un tampón delgado. Empezando con el más pequeño, una mujer joven aprende a sostenerlo y aplicar presión para expandir su vagina. Al principio, se usa la mayoría del dilatador como un “mango” (ya que no mucho puede entrar). Luego, mientras la vagina expande, se puede insertar más del dilatador en la vagina. Si eres una paciente en el Hospital Infantil de Boston y eliges este método de tratamiento, un(a) clínico(/a) calificado(/a) te enseñará a usar los dilatadores. Te llevarás un dilatador a casa y deberías planear usarlo dos veces al día por unos 15-20 minutos.

¿Tiene éxito el tratamiento con dilatador?

El tratamiento del dilatador tiene mucho éxito. Sin embargo, puede haber diferencias en el éxito del tratamiento, principalmente relacionadas con la enseñanza y la pericia de los proveedores de servicios médicos que enseñan este método a sus pacientes.

Asegúrate de que trabajes con un programa de ginecología que tiene una tasa de éxito de por lo menos 85-95% para ayudar a sus pacientes a crear una vagina funcional. Deberías preguntar al ginecólogo(/a) a cuántas pacientes trata por mes/año que tienen agenesia vaginal (una vagina incompleta o ausente) y su tasa de éxito. Si el programa o proveedor(a) de servicios médicos con el que trabajas tiene una tasa de éxito baja, es probable que te frustres durante el tratamiento, tengas una mala probabilidad de éxito y por lo tanto estés en alto riesgo de requerir un procedimiento quirúrgico.

¿Con qué frecuencia tengo que ver a mi ginecólogo(/a)?

Si decides usar los dilatadores para crear tu vagina, se te programará para regresar alrededor de una vez cada 1-2 meses, depende de si tienes que viajar lejos. En el Hospital Infantil de Boston, ofrecemos la opción de seguimientos de Telesalud para pacientes que son elegibles. Es MUY importante mantener tus citas con tu ginecólogo(/a) para que él/ella pueda evaluar tu progreso para ver si estás aplicando presión en el lugar y ángulo correcto. A medida que tu vagina extienda, tu ginecólogo(/a) te dará el siguiente (un poco más grande) dilatador.

¿Cuáles son las opciones quirúrgicas para crear una vagina?

La intervención quirúrgica para crear una vagina, también conocida como la vaginoplastia, supone el uso de tejido o piel de otra parte de tu cuerpo (como el intestino o las nalgas) para crear una vagina.

  • El procedimiento de McIndoe: Se crea una vagina con un injerto de piel, usualmente de las nalgas o de un material especial parecido a piel y un molde vaginal. Las mujeres jóvenes que se someten a este procedimiento tienen que guardar cama en el hospital por una semana después para que la vagina recién creada se sane. Después de la operación, tienen que usar un dilatador blando todo el tiempo por unos 3-6 meses, extrayéndolo solo para usar el baño. Aunque se crea la vagina más rápidamente con la cirugía, todavía es necesario usar un dilatador después.
  • El procedimiento de Williams: Este procedimiento supone la creación de una “bolsa” vaginal. A veces se usa cuando otros procedimientos quirúrgicos han fracasado. Es más popular en Europa que en los Estados Unidos. Los dilatadores son necesarios después del procedimiento, pero solo por unas 3-4 semanas, en vez de hasta 6 meses (que es más típico con el procedimiento de McIndoe). Lo malo de este procedimiento es que el ángulo de la vagina recién creada puede ser anormal y el aspecto cosmético puede ser no ideal.
  • La vagina intestinal: Es una operación importante que supone la creación de una vagina usando una sección del intestino. La recuperación requiere 4-6 semanas de curación de la cirugía y es necesario usar un dilatador después. Las mujeres jóvenes que se someten a este procedimiento usualmente sufren flujo vaginal crónico, requiriendo que usen una compresa todo el tiempo.
  • La laparoscopia – El procedimiento de Vecchietti: El procedimiento de Vecchietti combina el uso de dilatadores y una intervención quirúrgica. Esta técnica (que lleva el nombre del médico que lo desarrolló) supone la aplicación de un aparato de tracción al abdomen exterior (el estómago) de una joven. Esto se hace durante una laparoscopia mientras la paciente está anestesiada. Al mismo tiempo, se pone una cuenta plástica (más o menos el tamaño de una oliva) en el espacio vaginal y se sostiene con un cordel que pasa por la vagina, por la cavidad abdominal, hasta el aparato de tracción (el cual está fijado a la piel fuera del abdomen). Se forma la vagina usando presión continua, 24 horas cada día. Se pone la tensión girando la “manivela” que está en el exterior de la pared abdominal. La tensión tira de la cuenta plástica hacia arriba, alargando la vagina. La vagina puede ser creada en unos 7-10 días, pero requiere una hospitalización larga para terminar el proceso. Después, un procedimiento secundario con anestesia es necesario para quitar el equipo. Es muy importante comprender que este procedimiento también requiere el uso de dilatadores vaginales. Además, el mecanismo de tracción es aparatoso y a menudo incómodo. El procedimiento de Vecchiette es popular en Europa, pero no se practica frecuentemente en los Estados Unidos.
  • El procedimiento de Davydov: El procedimiento de Davydov es un tipo de procedimiento quirúrgico para crear una vagina usando el propio revestimiento peritoneal de la paciente. El peritoneo es una membrana que reviste las paredes de las cavidades abdominales y pélvicas. Mientras la paciente está anestesiada, se hace una incisión (un corte) donde la abertura vaginal debe estar. Se hace(n) otra(s) incisión(es) cerca del ombligo para permitir la inserción de un instrumento delgado en la cavidad peritoneal. El revestimiento peritoneal se baja y se sutura en su lugar en la abertura vaginal. Se sutura cerrada la parte superior del recién creado canal vaginal. Se rellena el espacio vaginal con gasa. Se quita la gasa típicamente dos días después de la operación. Después de quitar la gasa, la paciente tiene que usar dilatadores vaginales de varios tamaños unas veces al día por varios meses o hasta que se vuelva sexualmente activa. El objetivo no es obtener longitud o anchura adicional sino mantener la (recién creada) vagina y prevenir la cicatrización. La mayoría de las mujeres que se someten a este procedimiento se queda en el hospital durante la noche en observación y luego regresa para seguimientos dentro de 7-10 días después de la cirugía.
Asegúrate de que trabajes con un equipo de profesionales médicos experimentados que son sensibles a tus sentimientos y preocupaciones. Cuando estás decidiendo qué tratamiento es mejor para ti, es importante recordar que los dilatadores son la norma de atención y deben ser probados antes de que se considere la cirugía. Dicho esto, nunca deberías sentirte presionada para crear una vagina. ¡La elección de ponerte en tratamiento o no siempre debe ser tuya!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Privacy Policy